95 Emberas desplazados retornan a su territorio

 

 

 

 

La Secretaría Distrital del Hábitat, a través de su Subsidio Distrital de Vivienda, apoya el retorno y reubicación de 95 familias Emberas, que han sufrido el flagelo del desplazamiento y han sido víctimas del conflicto armado en el país.

 

Bogotá, 13 de marzo de 2013. Más de $969 millones destinó la Administración Distrital para la construcción de malokas (viviendas) para la reubicación y retorno de 95 familias pertenecientes a la comunidad Embera Chami y Katio que llegaron a Bogotá hace varios años por efecto del desplazamiento forzoso.

 

Gracias a una alianza entre la Secretaría Distrital del Hábitat, la Alta Consejeria para las Víctimas del Distrito el Banco Agrario y la Unidad de Atención y Reparación Integral a las Víctimas, estas familias se localizarán o se reubicarán en los municipios de Mistrato y Pueblo Rico, departamento de Risaralda.

 

“El Gobierno Distrital asume que en la garantía de los derechos de las victimas del conflicto armado es fundamental apoyar las relaciones de las comunidades con su territorio, posibilitada por  los programas de retorno", afirmó María Mercedes Maldonado Copello, secretaria del Hábitat.

 

Esta comunidad indígena, que  se dedicaba a la venta de artesanías en Bogotá, pertenece a los pueblos Chamí y Katío, más específicamente de los resguardos Tahamí en el municipio de Bagadó (Chocó) y el resguardo unificado Embera Chamí y Gito-Docabú en Pueblo Rico y Mistrató (Risaralda).

 

Desde la Administración Distrital queremos garantizar los derechos a las víctimas del conflicto armado, propiciar su inclusión económica, social y política, reconocer sus necesidades y recuperar la fuerte relación ancestral con la tierra y su territorio.

 

El apoyo decidido a los programas de retorno es componente esencial del programa de vivienda y hábitat dignos del plan de desarrollo Bogotá Humana.