Programa de Mejoramiento Integral de Barrios

“El objetivo del PMI es orientar las acciones de complementación, reordenamiento o adecuación requeridas tanto en el espacio urbano como en las unidades de vivienda que conforman los asentamientos de origen ilegal ubicados en la periferia de la ciudad. Lo anterior para corregir las deficiencias físicas, ambientales y legales generadas por su origen fuera de las normas urbanas y permitir que sus habitantes accedan a la calidad de vida urbana definida para el conjunto de la ciudad”. (Decreto 190 de 2004)

Este programa tiene en cuenta las necesidades de la comunidad en las localidades donde interviene el Programa de Mejoramiento Integral de Barrios, es decir en 10 Localidades y 26 UPZ con tratamiento de mejoramiento integral, en las cuales se ejecutarán las acciones del proyecto. Adicionalmente, se plantea que dichas intervenciones se desarrollen a partir del ejercicio de la participación ciudadana en el marco de la de la Gestión Social del Territorio que promueve la Secretaría Distrital del Hábitat - SDHT.

Ámbito de aplicación


El Subprograma de Mejoramiento Integral se aplica en las zonas ocupadas por asentamientos o desarrollos de origen ilegal, donde residen actualmente cerca de 600.000 habitantes de los estratos 1 y 2 ubicados en desarrollos de origen ilegal.
El territorio definido como objeto de mejoramiento integral comprende prioritariamente las Unidades de Planeamiento Zonal (UPZ) del tipo 1, que comprenden los sectores periféricos de la ciudad con uso residencial predominante de estratos 1 y 2, que presentan deficiencias en servicios públicos, accesibilidad, equipamientos y espacio público, deterioro de las áreas de la estructura ecológica, precariedad de títulos y de habitabilidad de las viviendas, donde se hace necesario aplicar el tratamiento de mejoramiento, en sus diferentes componentes y subcomponentes.
Las 26 UPZ con tratamiento de mejoramiento integral no son homogéneas en su interior, por una parte, existen zonas diferenciadas por el grado de consolidación urbanística, y por otra, se evidencia alto grado de vulnerabilidad y precariedad de los asentamientos. Es por ello que en la implementación del modelo de intervención previsto para éstas UPZ, se identifican las zonas más deficitarias a través de las Áreas Prioritarias de Intervención (API), teniendo en cuenta las problemáticas allí encontradas a partir de los componentes del Mejoramiento Integral, es decir, servicios públicos, accesibilidad, equipamientos sociales, equipamientos recreativos y culturales, condiciones ambientales y vivienda. A partir de éste ejercicio se definieron 24 API, que requieren intervención en vías vehiculares y peatonales, corredores de movilidad local, escaleras, alamedas, parques y zonas verdes, equipamientos sociales, recuperación ambiental de cuerpos de agua, obras de mitigación, reasentamiento de familias, mejoramiento de vivienda y titulación.