• La Subsecretaría de Inspección Vigilancia y Control de Vivienda (SDIVCV) puede intervenir en los siguientes casos:
  • Si el arrendatario considera que le están cobrando un canon que supera el 1% del valor comercial del inmueble.
  • Si la inmobiliaria le incumple al propietario con el contrato de administración del inmueble.
  • Cuando no existe incumplimiento y el arrendador o el arrendatario quiere terminar unilateralmente el contrato, antes de su vencimiento, pagando a la otra parte una indemnización de tres cánones.
  • Cuando el arrendador no entrega copia del contrato o de los recibos de pago o exige depósitos o anticipos.

Nota: La Subsecretaría de Inspección Vigilancia y Control de Vivienda (SDIVCV) no es competente para conocer los casos cuando el arrendador o el arrendatario incumplen lo pactado en el contrato, ante lo cual se debe asistir a las unidades de mediación de las alcaldías locales, a los centros de conciliación o conseguir un abogado para acudir ante un juzgado civil.